domingo, 17 de abril de 2011

CÍRCULOS SAGRADOS DE SANACIÓN

Uno de los elementos mas importantes de la cosmovisión y práctica shamánica son los denominados Círculos Medicina, Ruedas de Armonía o Círculos Sagrados de Sanación, conocidos en inglés como "Medicine Wheels" o "Sacred Hoops".

Esencialmente, son construcciones circulares con significación simbólica. Han sido levantadas en lugares especiales, desde hace miles de años, por grupos humanos nativos de diversas partes del mundo. En su interior, se han realizado durante siglos variados rituales y ceremonias. 

Fundamentalmente, los círculos sagrados han sido utilizados como herramientas de sanación de la comunidad, y constan de dos elementos esenciales: el circulo y las cuatro direcciones.

El circulo, ha representado en todas las culturas, la unidad, la totalidad y la armonía en la diversidad. Las cuatro direcciones, presentes en muchísimas facetas de la Naturaleza y el hombre, representa el intento de la conciencia por dar equilibrio e integridad a la totalidad que el circulo simboliza. Las ruedas sagradas constituyen, entonces, el primer intento humano por expresar simbólicamente, el esfuerzo de encontrar orden dentro del caos.

Algunos círculos sagrados que pueden verse actualmente tienen una gran antigüedad. Se dice que el circulo de Bighorn, en Wyoming, fue construido hace unos 2500 años, y el centro ceremonial de Stonehenge hace unos 5000 (ver foto). Pero las personas siguen construyendo estos círculos, porque han descubierto su enorme potencial como herramientas de creación de la realidad.

El diseño puede variar, pero el circulo sagrado en general consta de una cantidad de piedras distribuidas según un patrón que respeta los cuatro cuadrantes. Cada punto de la rueda, identificado con una piedra individual, representa una determinada cualidad, un elemento, la energía de un animal, una planta o un cristal, un punto cardinal o un nivel evolutivo. Recorrer la rueda, nos conecta con esas energías y nos muestra en que lugar de nuestro camino de aprendizaje estamos.
Los círculos pueden construirse en tres niveles diferentes:




- Círculos comunitarios, grandes construcciones en piedra, por ejemplo, las ya mencionadas Bighorn o Stonehenge. 
 
- Círculos personales, construidos sobre materiales portátiles (como madera o cuero), por ejemplo, los que se ubican en altares personales, escudos o sobre la pared de la casa.


- Círculos para proyectos específicos. Elaborados según las necesidades del caso. Por ejemplo, círculos especiales para prosperidad o para mejorar una relación. La RUEDA MEDICINA es una de las variantes de este grupo.


Habitualmente, en el caso de las grandes estructuras se realizan rituales, que consisten en la ubicación de objetos significativos en cada uno de los puntos, la invocación de los asistentes espirituales en cada lugar de la rueda, con cantos y danzas especificas y -por supuesto- un gran componente de meditación y recepción de mensajes del Espíritu. A través de ese proceso se va creando un vórtice de poder que ayuda encontrar respuestas y lograr objetivos. Constituye la mas antigua forma de trabajar la intención, porque ayuda a concentrar la atención y manifestar resultados.

Cualquiera sea el propósito deseado: sanación, prosperidad, equilibrar las emociones, expresar la creatividad, solucionar situaciones o reparar vínculos, aprender sobre nosotros mismos, e incluso encontrar nuestra misión, los círculos sagrados resultan reveladores y -sobre todo- transformadores.

EL SIGNIFICADO PROFUNDO DEL CIRCULO

Construir un circulo sagrado tiene - además de estos usos prácticos- un significado simbólico que no debemos olvidar. Nos permite recuperar la conciencia de que todos somos uno, de que estamos unidos con toda la vida, y que cada grupo humano, por diferente que parezca es un grupo hermano.
Para nosotros los blancos es muy importante construir círculos sagrados, porque así reparamos en parte el daño que causaron muchos de los nuestros. Para ilustrar este punto, me gustaría compartir contigo este hermoso texto que a menudo utilizamos como inicio en mis Talleres:

Al principio de los tiempos, el Creador sentó a sus criaturas en un círculo sobre la Madre Tierra y le contó a cada raza acerca de sus responsabilidades individuales y sus roles en el gran circulo sagrado de la vida. Las enseñanzas sagradas fueron divididas en cuatro partes iguales y se entregó cada una a una tribu diferente. Las cuatro tribus fueron entonces enviadas en las cuatro direcciones, cada una con un conocimiento especial.

A la gente Amarilla se le confió el Espíritu, y su elemento fue el Fuego. A la gente Negra se le comisionó el Alma y su elemento fue el agua. La gente Blanca aprendió sobre la Mente, y su elemento fue el aire. Y a la gente Roja se le entregó el Cuerpo y su elemento fue la tierra.

A cada raza se le dio entonces un cuarto de la verdad de la creación. Pero a medida que el tiempo pasó, olvidaron que su conocimiento estaba incompleto. Cada uno pensó que su conocimiento era la totalidad de la verdad, y entonces, pelearon entre ellos.

A la gente Blanca les habían dicho que tenían como misión especial aconsejar a otras razas y reunirlas en Concilio. En tres periodos previos se le había encomendado esta misión a diferentes razas, pero todas habían abusado de este privilegio y el Creador había destruido a todas las gentes con sus poderes. Los volcanes destruyeron al mundo después del periodo del fuego. Una edad de hielo destruyó al mundo luego del periodo de tierra. Un diluvio vino después de un periodo de agua, y ahora llega el periodo de aire. A la gente Blanca se le dijo que el conocimiento de la Mente es muy poderoso y que deben ser muy cuidadosos si no quieren que el mundo sea destruido por aire.

Lamentablemente, la gente Blanca olvidó la advertencia del Creador, y a medida que viajaban por la tierra, en lugar de hacer concilio con las otras razas e incorporar los otros cuartos del conocimiento para formar una verdad entera, usaron el poder de la mente para dominar a las otras razas.

Fueron a la gente Amarilla y les llevaron la adicción al opio para esclavizarlos en lugar de aprender acerca del Espíritu. Fueron a la gente Negra y los encadenaron y esclavizaron en lugar de aprender acerca del Alma. Cuando llegaron a América, trajeron a las gentes Amarillas y Negras como esclavos y comenzaron a conquistar a la gente Roja. No intentaron aprender acerca del Cuerpo y el cuidado de la tierra, que eran los conocimientos de la gente Roja, sino que trataron de destruirlos. Y seguramente, en nuestra época, la destrucción de las selvas que producen oxigeno y hábitat, la contaminación con combustibles fósiles, y la destrucción química de los océanos y la capa de ozono, conducirá a la destrucción de este mundo por la contaminación del aire - el elemento que representa el saber de la gente Blanca, la Mente.

La gente de la Mente cree que su conocimiento es todo lo que se necesita. Por eso destruyen el Cuerpo de la Madre Tierra e ignoran al Espíritu y al Alma. Sin embargo, aun podemos reparar el círculo de la Vida y restaurar el balance de la tierra. Lo podemos hacer construyendo círculos sagrados y viviendo las enseñanzas de su Medicina. (Oso Pequeño)

Los círculos sagrados son pequeños vortices de transformación. Si nos acompañas en su construcción, no solo estarás creando una nueva realidad para ti, sino que estarás colaborando en la reparación y sanación de nuestra Amada Madre Tierra y la Vida sobre ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario