miércoles, 22 de febrero de 2012

Viajes Astrales

PRIMERA PARTE

EL AURA

Hay algunas personas que lograron desarrollar el don de percibir visualmente aquellas vibraciones que el ojo humano normalmente no capta. Esas personas pueden ver en los demás no solo el aspecto externo, sino que además del cuerpo físico, pueden distinguir con toda claridad el campo electromagnético que envuelve dicho cuerpo.

Ese campo más sutil es lo que se conoce vulgarmente como aura.

Se trata de una envoltura energética que filtra la mayoría de las vibraciones negativas y está directamente relacionada con la parte física.

Cabe destacar que las personas que tienen su aura debilitada por un bajón energético esotérico pueden absorber influjos nefastos y estar propensas a tener trastornos psicosomáticos.

Aquellos privilegiados que pueden visualizar el aura de la gente que les rodea, logran detectar en ellos las diversas influencias negativas al notar que el fulgor de sus auras pierde la claridad de sus colores e intensidad de los tonos.

Aquellas personas que visualizan el aura pueden detectar las diversas influencias negativas al notar que su fulgor pierde la claridad de sus colores e intensidad de los tonos.



EL PLANO ASTRAL

Para hablar de los viajes astrales lo primero que debemos conocer es qué es en realidad el plano astral.

El primer concepto que ha de evidenciarse para describirlo es su absoluta realidad. Debemos entender que los habitantes del plano astral son reales en el mismo concepto que lo somos nosotros en el plano físico.

La región astral es lo que se conoce normalmente como mundo espiritual o universo suprafísico [1]. Los habitantes del mundo astral son las entidades espirituales. Plano astral, por lo tanto, es sinónimo de plano espiritual o suprafísico.

La visión en el mundo astral es muy diferente y mucho más amplia que la visión en el plano físico, porque la percepción no está limitada a los cinco sentidos que poseemos los seres encarnados, sino que abarca también lo conceptual.


CONCEPTOS EQUIVOCADOS

Es muy común que se enseñe que el plano astral es el inmediatamente superior al plano físico, envolviendo a éste en su totalidad como una especie de manto neblinoso.

Incluso algunas escuelas esotéricas toman al astral como una extensión del mundo de los objetos sólidos, pero con una materia menos densa.

Otras teorías dicen que nuestro aura es parte del astral y no una envoltura energética que filtra las vibraciones externas negativas, como sucede en realidad.

Agregan que mientras el cuerpo sutil viaja por el plano astral, hay un cordón de plata que lo liga al cuerpo físico.

Dicho cordón de plata está ligado permanentemente y es capaz de extenderse hacia el infinito entre el cuerpo físico y el cuerpo sutil. Es de forma cilíndrica, plateado, luminoso, resistente, elástico, flexible y que sólo se rompe al instante de la muerte.

Obviamente, todo eso es falso:

1) El plano astral es el universo suprafísico en sí, comúnmente denominado "mundo espiritual", con todos sus planos de vibración.
2) El aura es nuestro campo electromagnético y forma parte del mundo físico.
3) El famoso "cordón de plata" es una invención literaria. Este cordón de plata o cordón plateado, popularizado por el autor inglés Lobsang Rampaen el libro El Tercer Ojo, en realidad no existe, ya que se trata de una mera alegoría para dar a entender que hay una comunicación entre el Yo Inferior −mal llamado así− y el Yo Superior.

Sería mejor utilizar el ejemplo de que el espíritu es como una varilla a través de la cerradura, donde queda de un lado el 10 % (la parte encarnada) y del otro, el 90 % (la parte restante o Thetán, que sigue morando en el mismo plano de vibración donde se encontraba el espíritu completo antes de encarnar), porque brinda una mejor idea de la realidad.

Si hablamos de cordón, estaríamos dando la falsa idea de que se trata de dos partes independientes unidas por una especie de cable, y no es así.

Más irreal aún es creer que ese supuesto lazo esotérico tiene la cualidad de amarrar el espíritu al cuerpo físico, como si la encarnación dependiese de la consistencia de un cordón.


¿QUIÉNES PUEDE HACER VIAJES ASTRALES?

Todos los seres encarnados estamos capacitados para realizar viajes astrales y la mayoría los ha realizado sin saberlo, confundiéndolos consueños extraños.


EL VIAJE ASTRAL EN SÍ

El ser humano no tiene un alma... ¡es un alma con una envoltura física! Según fue revelado por los Maestros de Luz a través de Mensajes canalizados en sesión de mediumnidad, nuestro espíritu solo encarna en un 10 % y el 90 % restante se encuentra en el plano espiritual correspondiente.

Realizar un viaje astral significa que nuestro ser, ese 10 % encarnado, sale de la envoltura física y recorre el universo suprafísico, pudiendo visitar en esencia espiritual otros mundos.

Límites del viaje astral.

Se pensaba que en los viajes astrales se podía ir a todos los planos espirituales, desde el -2 (octava esfera) hasta el plano 10º, donde moran los Aes... pero no hay límites sólo hacia los planos inferiores.

Los planos superiores a la vibración actual del Thetán de cada uno están vedados, porque de la misma manera que el espíritu no puede visualizar los planos superiores a su hábitat actual, nuestro 10 % encarnado tampoco puede ir astralmente a un plano superior al de nuestro Yo Superior o Thetán (el 90 % restante).

El desdoblamiento y la bilocación.

Es importante no confundir el desdoblamiento que posibilita la proyección o viaje astral con la bilocación.

La bilocación, o el hecho de hallarse alguien en dos lugares distintos a la vez, es solamente una fantasía, en la realidad no existe.

Cuando se habla de desdoblamiento, la referencia es sólo al viaje astral, que únicamente se realiza dentro del plano espiritual, no a través del plano físico.

Santo Tomás de Aquino enseñaba, precisamente, que la presencia de un mismo cuerpo en dos lugares diferentes al mismo tiempo es contradictoria, porque la materia ocupa unas dimensiones específicas y no las puede ocupar en diferentes lugares simultáneamente.


MISIONES ESPIRITUALES

El viaje astral puede ser de aprendizaje o de Servicio. En el primero de los casos, cuando nuestra esencia viaja, va incorporando al decodificador (el córtex cerebral) todas las vivencias que va teniendo en los lugares que visita.

En el segundo de los casos, el viaje astral es programado y podemos contactarnos con personas que precisan algún tipo de ayuda espiritual (en ese caso nos comunicamos con su cuerpo causal y le enviamos conceptos de aliento) o con otras que necesitan sanación (en ese caso se le envía color verde).

Cabe dejar en claro que la mayoría de los viajes astrales no cumplen ningún cometido por dos razones:

1) Generalmente se hacen durante la noche y nuestro ser Interno confunde el viaje astral con un sueño fantasioso.

2) Casi todos los "viajeros astrales" desconocen que se puede brindar ayuda a otros o aprender diversas cosas durante dicho viaje.


SEGUNDA PARTE

TIPOS DE VIAJES ASTRALES

Viajes Astrales Colectivos.

Se pueden hacer viajes astrales colectivos en lugares no muy amplios (con personas realmente preparadas) y con fines de amor, sanación o humanísticos (son muy usuales en las curaciones metafísicas).

Para realizar viajes astrales colectivos hay que tener compatibilidad psicológica entre los concurrentes, tener empatía es primordial (vibrar en la misma sintonía) y poseer un sólido entrenamiento.

Los participantes se podrán sentar en almohadones, haciendo un pequeño círculo entre todos y podrán ser guiados al comienzo por un instructor, para entrar en estado Alfa[2].

Viajes Astrales Inconscientes.

Los viajes astrales inconscientes son los que se hacen sin preparación.
Normalmente esto se efectúa cuando la persona tiene mucho interés o una gran preocupación por algo.

Estos viajes astrales son los menos traumatizantes, pero también los menos fecundos, porque ellos se diluyen en el olvido.

Asimismo, reitero de que por intermedio de los viajes astrales podemos visitar otros mundos, fuera del planeta Tierra.

Viajes Astrales Conscientes.

Los viajes astrales conscientes son aquellos que se efectúan después que la persona se ha preparado y planifica hacia donde va y cuáles son sus objetivos, como la sanación, la investigación, salidas a otros mundos, etc.

Viajes Astrales Inducidos por Hipnosis.

Los viajes astrales inducidos por hipnosis deben ser realizados por personas profesionales en la materia.

Dichos profesionales harán llegar al inducido a diferentes niveles de profundidad siguiendo la orden del desdoblamiento.

Esta técnica no es recomendable en absoluto porque el hipnotismo es en sí una técnica que implanta engramas[3].
TERCERA PARTE

PREPARACIÓN PARA HACER VIAJES ASTRALES

La práctica de la salida astral comienza un tiempo antes de su realización efectiva. Sólo un organismo y un espíritu bien entrenado por las técnicas preparatorias podrá llegar a su objetivo, protegido y con la certeza de no haber tenido un simple y banal episodio de sugestión.

Es esencial aprender el arte de la relajación y la respiración controlada, la concentración, la visualización, la memoria, y la proyección de la voluntad.

Todas estas prácticas son importantes desarrollar para tener una salida astral real y efectiva.

Respiración.

La respiración está ligada al concepto mismo de la vida. Una mala respiración puede afectar negativamente nuestros procesos físicos y psicológicos.

La energía que se obtiene al respirar se llama Prana y, al igual que la energía Kundalini, es absorbida por unas enzimas llamadas ATPasa, que transforman la misma en reacciones químicas que producen el ATP, sustancia que almacena y transporta esa energía para el buen funcionamiento de todos los organismos vivos.

Una respiración completa se logra aspirando el aire primero con el abdomen y luego por los pulmones. De esa manera se absorbe mucho más oxígeno.

Concentración.

La concentración es el arte de aislarse de las influencias exteriores, enfocando su atención sobre cualquier cosa, persona u objeto para evitar cualquier distracción.

Como hay demasiadas ideas en nuestro espíritu encarnado, debemos estar claros y seleccionar una que esté asociada al objeto escogido para que la visión sea lo más clara y completa posible.

La concentración no es un sinónimo de esfuerzo violento o de tensión, sino el resultado de la atención de la perseverancia y del dominio del "Yo".

Trate de suspender por algunos segundos su actividad mental; usted descubrirá cómo el pensamiento es indisciplinado e inestable.

Busque un lugar tranquilo donde pueda estar seguro de que nadie lo perturbará. Relájese y controle su respiración.

En el lugar escogido debe haber una luz tenue. Siéntese confortablemente, la espalda recta, visualice dicha luz y trate de poner su mente en blanco.

Al principio, una multitud de pensamientos tumultuosos tratarán de perturbar su espíritu, pero usted los vencerá, dejándolos simplemente desfilar.

Progresivamente y a medida que va perdiendo el contacto con la realidad, esos pensamientos irán desapareciendo.

Una sensación de agradable ligereza psíquica, junto a un adormecimiento del cuerpo lo irá invadiendo, creando en sí un estado de inmaterialidad.

Relajación.

La relajación implica la eliminación total de toda contracción muscular, toda tensión del cuerpo y de la mente.

¿Cómo relajarse? Acuéstese sobre su espalda, sobre un espacio rígido pero confortable, ponga las palmas de sus manos hacia arriba.

No debe haber ni mucho frío, ni mucho calor, al menos para comenzar. Tampoco la persona debe estar afligida por dolores o atormentarse por deseos fisiológicos.

Partiendo de la punta de sus pies trate de visualizar todas sus terminales nerviosas, sus músculos y su piel, donde se halla el sentido del tacto.

Notará que con la punta de sus dedos podrá sentir hasta el aire; comenzará la visualización por los pies y ascenderá progresivamente por todo el largo de su cuerpo, sintiendo el mismo en intensidad.

Su tensión se descargará y todo su ser se sentirá relajado. Sus pensamientos se diluirán en su mente sin que trate de retenerlos.

Usted estará en calma y su mente se hallará serena. Su cuerpo se sentirá más pesado, como si se hundiera en un pozo gravitatorio. Déjelo ir.

Termine el ejercicio moviéndose lentamente y estirándose. Luego sentirá una sensación de calma.

Visualización.

La visualización es ver algo o a alguien a través del espíritu. Es una técnica que puede facilitar la concentración; pero dependiendo de una práctica constante.

Es necesario clasificar o seleccionar nuestros pensamientos, de inmovilizarlos y de fijar nuestra atención durante 10 segundos sobre una imagen construida por nuestro espíritu.

La creatividad y el control mental son ingredientes indispensables de la visualización, que de por sí es una realización efectiva.

Memoria y Voluntad.

Para reforzar la voluntad, debemos alimentarla atendiendo objetivos diferentes. Los ejercicios para esto son innumerables. Ponga atención a sus hábitos y elimine los negativos.

Programe su día y esfuércese en cumplir con lo prometido. Controle su impulsividad y lo que usted considere que son sus defectos para que pueda mejorar su vida interior.

Ponga a trabajar su determinación sobre los pequeños obstáculos de su vida cotidiana. Protéjase y proteja a los que están cerca de usted por un invisible escudo de Amor, cuando se encuentre en la calle, de viaje, en los momentos difíciles de la existencia.

Construya sus victorias sobre sus apegos, focalice su atención sobre el objeto deseado; en armonía con su interior, visualícelo con toda la intensidad que pueda. Su fuerza de voluntad será su puntal.

Todo el mundo sabe que las personas más sabias, las más fuertes interiormente y las más involucradas en el mundo esotérico, son aquellas que más han sufrido diversas experiencias.

Han aprendido a adquirir fuerza interior, a controlar sus emociones, sus actos y sus pensamientos.


CUARTA PARTE

EL DESDOBLAMIENTO

El desdoblamiento es la proyección de nuestra parte espiritual encarnada (el 10 % de nuestro espíritu) y su permanencia temporal más o menos manifiesta y fuera de su envoltura física.

No confundir con las llamadas proyecciones espirituales holográficas en el plano físico, que se denominan de la misma manera.

Preparación para el Desdoblamiento.
Le sugerimos concentrarse sobre un cono o una figura donde coexista la concentración y la expansión.

Frente a un espejo.
Concéntrese sobre su imagen, sin cerrar los ojos, justo hasta que comience a vacilar, siéntese confortablemente frente a esa figura refleja y continúe fijándola, repitiendo cadenciosamente su nombre; haciendo conciliar su Yo con la imagen aparecida.

El Ambiente.
La humedad, el ruido y el frío son enemigos empedernidos del cuerpo sutil, por lo tanto debe escoger un ambiente confortable y si es posible cargado de energías positivas y benéficas.

La Vestimenta.
La vestimenta debe ser confortable. Durante el desdoblamiento, la tensión y la temperatura del cuerpo tienen tendencia a bajar. Al desdoblarse se tendrá más frío que en las condiciones normales.

No se deben usar cinturones ajustados, zapatos u objetos metálicos. Evite si es posible las coberturas. Coma una comida ligera y si puede tome un baño de agua tibia con sal antes del desdoblamiento.

Características del personaje en el plano astral.
Ese 10 % encarnado cumple un rol o personaje en el plano físico. Cuando ese personaje se desdobla, descubre un mundo nuevo donde no existen las leyes ni las perspectivas, donde puede visualizar el interior y el exterior de las cosas, donde los cuerpos físicos muestran su estructura interna.

También puede visualizar en profundidad el aura de las personas, sus colores, la energía vital que les anima y las formas, que las ve como cambiantes fluidos.

Mientras tanto, el cuerpo físico del "viajero astral" queda en estado de inmovilidad, casi privado de sensaciones y de la conciencia, que está transferida a los otros niveles.


QUINTA PARTE

TÉCNICAS PARA EL DESDOBLAMIENTO

Técnicas para Salidas Inconscientes.

- Visualice todos los procedimientos sugeridos para la salida consciente, trate de dormirse y controlar la trama de sus sueños, como si fuera un sueño guiado.
- Método del sueño guiado: aprenda a controlar las fases de adormecimiento. En el estado de insomnio represente una escena onírica inductiva.

Técnicas para los que están Habituados a Desdoblarse.

- Adormezca sus sentidos.
- Concéntrese lo más que pueda sobre la voluntad de desdoblarse.
- Dirija su concentración visualizando una llama, sobre la raíz de su nariz, un cono etc.

Técnicas para Viajes Astrales Inducidos.
La hipnosis es una forma de sugestión mental fundada sobre la inducción verbal o magnética de un estado de trance a diferentes niveles de profundidad.

En el caso del desdoblamiento, la inducción deberá ser provocada por la orden de desdoblarse y de entrar en el cuerpo después de un lapso y seguido de eventuales tareas a ejecutar pendiente la proyección (tales como desplazamiento de objetos, visitas perceptibles, huellas, marcas, etc.).

Ya expliqué antes que las técnicas inducidas implantan engramas susceptibles de provocar efectos secundarios negativos impredecibles.

Técnicas para Viajes Astrales Colectivos.

Para hacer viajes astrales colectivos, los que participen tienen que tener en cuenta lo siguiente:
- Visualizar cada uno la meta a la que se dirigirán astralmente.
- Si se trata de ayudar a una persona, tener un testigo de la misma, como cabellos, una prenda, un perfume, etc.
- Obviamente, avisar a la persona que se la va a contactar astralmente para que recepcione conscientemente el contacto astral.
- Atracción mental de parte del personaje receptivo (la persona a ayudar).

Prueba de parejas en desdoblamiento colectivo.

Movimiento de objetos (si se juntan varios 10 % en viaje astral conjunto pueden hacer "foco" como si fueran un espíritu completo)

Síntomas Generales del Retorno de un Viaje Astral.

Debe aclararse que no todo el mundo siente lo mismo al regresar de un viaje astral. Lo que uno siente al regresar varía de individuo a individuo.

Retorno involuntario.

Este retorno es automático con riesgo de vértigo, miedo, transpiración intensa y taquicardia. La persona puede tener la sensación de caer en forma vertiginosa.

Retorno voluntario.

De la misma manera que nuestro cuerpo sutil recorre el plano astral, con un acto de determinación se recorre nuevamente el camino, pero en sentido inverso.

Nuestro 10 % viaja "hacia atrás" y atraviesa inversamente las etapas atravesadas para salir del cuerpo.


SEXTA PARTE
RIESGOS DEL DESDOBLAMIENTO

Los riesgos del desdoblamiento se pueden clasificar como naturales y "sobrenaturales".
Los problemas de orden natural pueden ser causados por diversos engramas que, a su vez, pueden provocar en la persona que intenta desdoblarse trastornos de orden físico y mental como también alteraciones nerviosas. Una persona afectada puede tener síntomas de náuseas, taquicardia, vértigos, depresión, etc. Esos síntomas pueden ser provocados por el choque emocional de quien hace el viaje astral por primera vez.
El desdoblamiento no es para las personas que son muy impresionables. Se trata sin duda de una experiencia capaz de marcar a un individuo de forma indeleble y que si él registra una cantidad de conocimientos nuevos, de sensaciones y de posibilidades, también estará en presencia de ciertos factores peligrosos, los cuales no debe subestimar.
Ahora estoy hablando de los fenómenos mal llamados "sobrenaturales", que pueden afectar la integridad del 10 % mientras está "en viaje".
Me refiero a la intervención de las entidades de otros niveles espirituales de vibración, como las energías lúdicas, los demonios, los elementales y los espíritus del error, que pueden intentar traumatizar a nuestro 10 % cuando está recorriendo el plano astral, reduciendo sus energías e induciendo a que tenga visiones.
Los que más se acercan a nuestro 10 % son los espíritus del Error que desencarnaron hace poco y no están resignados a despegarse del mundo físico. Su ego les crea un mundo físico ficticio y no aceptan el cambio de plano.
Ellos constituyen el mayor peligro para el individuo desdoblado, pues buscan comunicarse para preguntar qué está sucediendo. Saben inconscientemente que "algo les pasó", pero no alcanzan a comprender qué es.
Otros, poseídos por la envidia y el rencor, buscan inducir confusión, para obstaculizar la reintegración del 10 % desde el plano astral.
En esos casos, cuando la persona completa su "viaje" siente que algo le sacó las energías, como si su cuerpo estuviera completamente extenuado.

Protección para el desdoblamiento.
Como se dijo antes, puede haber espíritus del Error que intenten contactarse con su 10 % durante el viaje astral, ya sea para darle mensajes desalentadores o para hacer que visualice imágenes que le provoquen inquietud.
Para protegerse durante el desdoblamiento, trate de construir en su mente una campana protectora de color dorado, proyectando un rayo desde el 7º plano y visualice a todo su ser dentro de esa campana.
La misma, al emitir altas vibraciones, interferirá con las densas emisiones de las entidades de los planos bajos.

Su Primer Viaje Astral.
Después de una larga preparación hemos llegado al momento crucial. Todo está listo, la vestimenta, la atmósfera de la habitación, una comida ligera y un baño de agua tibia con sal marina.
Después de haber aprendido sobre el plano astral, ejecutado todas las técnicas preparatorias de relajación, respiración, concentración y visualización, haber determinado el momento más favorable, leído sobre el desdoblamiento y aprendido algunas técnicas para desdoblarse, usted está listo para hacer un viaje astral.

Solo resta decirle: ¡Qué sea provechoso para su evolución interna! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario