martes, 15 de mayo de 2012

Dejar ir cuesta mucho; pero mas cuesta vivir sufriendo…




Cuantas veces en la vida no, nos topamos con situaciones que nos causan; dolor, tristeza, miedo, rencor, enojo, y todo ese tipo de sentimientos que nos hacen sentirnos mal y nos desenfocan de nuestra de nuestra prioridad y la cual todos olvidamos, la de ser “FELIZ”. Y todo esto ¿Por qué? Porque lamentablemente así es la naturaleza de las personas, por que a veces pensamos que no merecemos algo, que somos muy poco para eso, que después no encontraras algo igual, pero ¿Hasta cuando? Hasta que nuestro “YO” interior, o tu fuerza de voluntad, tu espíritu o como lo llames, decide parar ese sufrimiento, esa mala energía, esos pensamientos; y ahí entra el famoso dicho de “El dolor te hace mas fuerte”. Y saben que esa es una total mentira, el dolor solo te crea sentimientos de defensa contra toda clase de situaciones, hechos, personas y circunstancias, crea en ti una energía de rechazo, sobreprotección, de estar siempre a la defensiva  ante situaciones similares o nuevas,  ¿Pero? Por que no mejor PERDONAR Y DEJAR IR ese sentimiento de rencor, tristeza, odio, etc. Contra una persona, hecho, situación o circunstancia que te crearon esa energía de que te consume y no te deja ser realmente feliz con la vida. Perdonar se puede decir muy fácil, lo difícil acá es dejar ir; y si la verdad cuesta mucho y duele, pero con el tiempo esa herida sana y en ves de dejarte algo malo en tu vida te deja una enseñanza única que te forjara y te dará un crecimiento único como persona, superar esas situaciones no te hace una persona mas fuerte en carácter, pero si mas sabio y mas ser humano. Ya que realmente aprendes el significado de perdonar y aunque por un tiempo lo sufriste y te dolió, después ese sufrimiento se convierte en satisfacción al ver que solo siendo tu y actuando de la manera correcta superaste toda prueba que la vida nos pone, y esa experiencia te llena de un crecimiento personal y una felicidad tan inmensa que cuando la vives realmente y en carne propia no quieres dejar de vivirla.

¿Y entonces tu que harás?

Sufrir tal vez por un tiempo, tiempo del cual tu solo eres el dueño y tu sabrás manejarlo y con ello aprender a vivir mejor sin rencores o sentimientos malos antes las situaciones que la vida nos presenta de a diario y así poder llegar a un crecimiento personal y alcanzar la felicidad con la cual todos deseamos vivir.

O vas a preferir siempre vivir con esos sentimientos de rencor, odio, enojo, tristeza, etc. Sentimientos los cuales nunca te dejaran llegar a sentir realmente la felicidad en tu vida.

Aceptar, Agradecer, Bendecir y Dejar ir; la clave a una vida sin resentimientos ni malos pensamientos, y si mucha felicidad y satisfacción por la vida…

                                                                                  R.Tamez

No hay comentarios:

Publicar un comentario