lunes, 14 de enero de 2013

Mira tus miedos de frente y estos cesaran de importancia…



Cuantas veces no caes en un círculo vicioso donde sientes que todo te está saliendo mal, que las cosas que quieres no se están dando, que todo mundo te echa en cara cosas o se molestan contigo, y muchas veces todo esto llega como en cadena, desatado por un simple problema poco a poco los eslabones de esa cadenita de van uniendo, haciéndote caer en desesperación, tristeza, enojo, etc.

En este tipo de casos, siempre nos sentimos derrotados, pensamos que nunca cesaran de ocurrir tragedias, nos sentimos hasta un punto cansados y tan solo queremos cerrar los ojos, abrirlos y esperar a que se soluciones todas las cosas por si solas, en lo personal ahí un comentario que todos hacen y me molesta mucho que es “Señor dejo mi vida en tus manos” que fácil no, comentario echo por gente de poco espíritu de batalla, de alma débil ante los problemas de la vida, gente que toda su vida seguirá esperando que alguien más le solucione la vida y los problemas que esta conlleva.

Recordemos que somos total y completamente energía, si nos sentimos mal, cosas malas pasaran, si nos sentimos bien el universo se encarga de conspirar a nuestro favor, no hay problema en esta vida que no se pueda solucionar, algunos llevan más tiempo, en otros tenemos que doblegar un poco nuestro orgullo, en otros simplemente tenemos que dejar que pasen las cosas a su debido tiempo, pero más nunca hay que rendirse.

Todos o muchos llamar cicatrices a las heridas causadas por los problemas personales o  con otras personas, pero en realidad no lo veo ni como herida ni como cicatriz, simplemente es una enseñanza más en nuestra vida, una enseñanza que nos hace crecer personalmente,  y por ende es mejor mirar siempre los problemas de frente, así estos cesaran de importancia para nosotros, la vida es demasiado corta para vivir en conflicto con nosotros mismos y con otras personas, lo mejor es tranquilizarnos, ver cuál es el verdadero problema, y tomar la decisión para solucionarlo, con esto nuestra energía cambia y por ende las cosas comienzan a regresar a la normalidad y de nuevo llega la felicidad a nosotros.

Así que por más problemas que tengas no ceses, lucha, toma fuerza y sonríe, ya que solo eso te puede sacar de ellos…

                                                                                                            Raúl Tamez

No hay comentarios:

Publicar un comentario